Nutre tu cuerpo, alimenta tu alma.

La alimentación no es una cuestión de ir solo al supermercado.

Alimentar nuestro cuerpo no es una cuestión de ir al supermercado y llenar nuestro carro de la compra o alacena de alimentos, enlatados, envasados, empaquetados y embotellados. Al llenar nuestros carros de la compra con comida debemos ser conscientes que es lo que introduciremos a nuestro cuerpo y como consecuencia nuestro organismo lo transformará ya sea en energía o en enfermedad. Una forma de saber que es lo que realmente estamos dandole a nuestro organismo es leer las etiquetas. Es evidente que si leemos que lo que vamos a comprar está repleto de químicos, conservadores no será muy compatible para que al la larga nuestro cuerpo pueda estar sano.

Leer las etiquetas

Las etiquetas de los alimentos presentan una gran cantidad de información, sobre aportaciones nutricionales de ese producto. Para interpretar de forma adecuada hay que tener las siguientes consideraciones:

  • El producto completo no es lo mismo que la ración. La mayor parte de los alimentos presentan un desgloce nutricional por cada ración.
  • Lee en la parte trasera del envase para comprobar que las proporciones reales de los nutrientes están presentes.
  • No es lo mismo que un alimento esté caducado a que pierda nutrientes.
  • Tu cuerpo no absorbe las calorías de igual manera de todos los alimentos. No es lo mismo un gazpacho que un bollo. Aunque tengan el mismo número de calorías.
  • Al leer las etiquetas fijaros que los productos no contengan azúcar. Por ejemplo podemos encontrar tomate frito con azúcar y tomate frito 100% libre de azúcar. De verdad que saben igual, elige el que no contiene azúcar.

Alimentos locales y frescos

Alimentos locales significa que lo que se produzca en tu tierra de la forma mas natural posible es una de las mejores formas de nutrir tu cuerpo. Si el alimento es ecológico mejor aún. Los alimentos de origen vegetal como la verduras y frutas ecológicas están libres de pesticidas y químicos agresivos. Y los alimentos de origen animal que están alimentados con granos, hierbas, viven en pastizales o campos, y no les inyectan hormonas, químicos u otras sustancias para incrementar su masa muscular, mucho mejor. Por ello si podemos revisar la trazabilidad de los alimentos, mejor.

0%
OFERTA ESPECIAL

Agradecer, valorar y vivir.

Asesorías de salud y nutrición

APÚNTATE
2018-11-05T10:30:40+00:00